Visitantes

618366
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
All days
180
364
862
80979
4519
8884
618366

Your IP: 54.167.202.184
2017-10-18 22:23

¿Quién está en línea?

Hay 50 invitados y ningún miembro en línea

Herederos de Still - Unirse a la fuente

Unirse a la fuente

En estos tiempos difíciles para la osteopatía, me parece esencial desvelar o despertar nuestras consciencias quiescentes de osteópatas y proporcionar los elementos los más justos posibles que permitan a cada uno decidir qué osteópata quiere ser y qué osteopatía desea practicar y ver reconocida. Obviamente, esto no se puede hacer deshaciéndonos de nuestros antepasados, sino respetándolos e intentando analizar su mensaje esencial para actualizarlo mejor. He ahí uno de mis objetivos esenciales cuando traduzco a Still y me propongo darlo a conocer. Traducción y lectura de Still permiten la unión a la fuente, lo que por varios motivos me parece esencial actualmente. Fundador de la osteopatía, Still representa nuestra fuente común. Su filosofía es nuestro punto común esencial, sobre el cual todos los osteópatas, a pesar de sus diferentes formaciones, personalidades y prácticas, pueden encontrar verdaderos puntos de acuerdo.

La transmisión de la filosofía de la osteopatía siempre ha constituido una preocupación mayor para Still. Ahora bien, a cada transmisión, un concepto es alterado, por aquel que lo transmite, como por el que lo recibe. Multiplicando los intermediarios, multiplicamos las alteraciones y la osteopatía francesa sufre cruelmente de este fenómeno. La referencia a la fuente de un saber o de un concepto reduce considerablemente este escollo puesto que no induce más que una alteración para cada persona que se refiere a ella. Aquí, la traducción puede constituir una alteración suplementaria que he intentado minimizar al máximo. Por otra parte, la filosofía de Still es profundamente naturalista. Respeta particularmente el hombre y la vida. En cien años, lo esencial del hombre vivo no ha cambiado. Únicamente las interpretaciones o las explicaciones que damos de ello han cambiado, a la luz de los descubrimientos de la ciencia y de la medicina, de modo que el enfoque osteopático sigue siendo hoy en día tan verídico y aplicable como hace cien años. ¿ Y donde encontrarla más conforme a Still que en sus mismos escritos ?

Y encontrar un fulcro

Los recientes acontecimientos que conciernen a la publicación de los decretos que reglamentan la profesión, las limitaciones del ejercicio profesional, el bajo nivel de exigencia en la formación de los osteópatas y por último, la inquietante proliferación de las escuelas de osteopatía, y por tanto, a corto plazo, de los osteópatas que saldrán de ellas titulados, nos dejan expectantes y preocupados en cuanto a nuestro futuro profesional y al porvenir de la osteopatía. Si contamos con los responsables políticos, las organizaciones profesionales, los directores de las escuelas, tenemos motivos suficientes para estar preocupados : la historia demuestra claramente que en ningún caso se puede contar con ellos. Sus intereses no son los nuestros.

Sin embargo, la osteopatía ya ha atravesado múltiples crisis en distintos países y sigue existiendo todavía, simplemente porque continúa siendo practicada, con éxito por osteópatas, sea cual sea su modo de reconocimiento (o de no reconocimiento). Entonces finalmente, es seguramente entre las manos de los mismos osteópatas donde reposa la osteopatía y que, a pesar de lo que se pretende a menudo, es ahí donde está más segura. No obstante, con la condición de que los osteópatas conozcan la filosofía de la osteopatía – su fulcro -, y consigan permanecer centrados sobre él.

Fulcrum o fulcro. Esta palabra, emblemática de la osteopatía, significa « punto de apoyo ». Dice bien lo que quiere decir. Evoca un centro, inmóvil y estable a partir del cual, alrededor del cual se mueven las cosas. La capacidad de mantener un punto de apoyo estable es la misma fuente de la potencia. Esto es verdad a nivel físico, mental y espiritual. Frente a la incomprensión, a la incompetencia de aquellos que pretenden regular nuestra profesión, es inútil gemir, blandir banderolas ni siquiera gritar eslóganes. Tenemos mejores cosas que hacer : centrémonos sobre nuestro fulcro y trabajemos, en el día a día a partir de este punto. No es espectacular, tampoco verdaderamente gratificante para el ego, pero sí particularmente eficaz. Mantengamos las esperanzas. Siempre existirán osteópatas centrados sobre su fulcro básico, Still y su filosofía, llevando bien alto el estandarte de la osteopatía y viviéndola, por respeto a sus fundamentos filosóficos y a su ética, verdaderas garantías de su eficacia y por tanto de su perpetuación. Recordemos a Fryette, un nombre importante de la osteopatía : « Atrévete a ser diferente. Muchos prefieren la ortodoxia a la verdad. » 8

 


 

[1]·Este texto retoma casi integralmente un editorial escrito para el nº 9 de la revista Apostill, otoño 2001, más que nunca de actualidad.
2 C. Trowbridge, Naissance de l'ostéopathie (Nacimiento de la osteopatía).
3 O. Auquier & P. Corriat L'ostéopathie, comment ça marche ? (La osteopatía, ¿cómo funciona ?) p. 40., confirmado por la página Web de la Grande Loge Nationale de Lutèce : http://www.glnf.fr/province/lutece/?refer=loge&LOG_N_ID=2870
4
J-P. Amigues Traité de clinique ostéopathique (Tratado de clínica osteopática), p. 88.
5 Abgrall Jean-Marie 1998. Les Charlatans de la santé (Los Charlatanes de la salud). Paris : Payot. ISBN : 2-22889-194-0.
6 Leer al respecto el artículo de Alain A. Abehsera Médecines alternatives, médecines conventionnelles (Medicinas alternativas, medicinas convencionales), p. 58.
7 A. Hildreth, The Lengthening Shadow of Dr. Andrew Taylor Still, p. 211.
8 H.H. Fryette, Principes des techniques ostéopathiques (Principios de las técnicas osteopáticas), p. 12.

Citaciones de Still

  • still03

    El cuerpo del hombre es la farmacia de Dios y contiene en si mismo todos los líquidos, lubricantes, opiáceos, ácidos y antiácidos, las drogas, todo tipo de drogas que la sabiduría de Dios ha pensado necesarias para la felicidad y la salud humanas. (Autobiographie - Autbiografía, 1998, p. 164)

A leer


terapia_por_descurbir

La Salud en sus Manos
Ostéopatia

Gérard Sueur

Últimas traducciones

Hígado y mecaniso cráneo-sacropdf_button