Visitantes

602229
Hoy
Ayer
Esta semana
La semana pasada
Este mes
El mes pasado
All days
203
128
545
65627
4698
7420
602229

Your IP: 23.20.192.147
2017-08-22 22:39

¿Quién está en línea?

Hay 17 invitados y ningún miembro en línea

Hoy es el aniversario del nacimiento de la Osteopatía, descubierta (no he dicho “inventada”) y establecida por su fundador, Andrew Taylor Still.
Pero, ¿qué es pensar osteopáticamente? Iría más allá: me parece esencial volver a replantearnos la pregunta: « ¿Cuáles son los valores fundamentales de la osteopatía?» 

Verdaderamente, creo que en la actualidad, más que nunca, merece ser planteada esa pregunta…

pdf buttonEl 22 de Junio de 1874, y después…


Pierre Tricot DO[1].

«Mi ciencia o mi descubrimiento nació en Kansas de resultas de múltiples ensayos, realizados en la frontera, al tiempo que combatía las ideas pro-esclavistas, las serpientes y a los tejones. Después, más adelante, a lo largo de la guerra de Secesión, hasta el 22 de Junio de 1874. Como el resplandor del sol, una verdad hizo mella en mi espíritu: mediante el estudio, la investigación y la observación, gradualmente me fui acercando a una ciencia que sería de un gran beneficio para el mundo» (Still, 1998, 44).

¿Qué pasó en la vida de Still el 22 de Junio de 1874? Él lo evoca y lo explica en muchas ocasiones en sus escritos, en especial, en Autobiografía.

« El 22 de Junio de 1874, ondeé al viento el estandarte de la osteopatía. Durante veinticinco años, ha resistido a las tormentas, los ciclones y las ventiscas de la oposición. Hoy día, sus hilos son más fuertes que cuando el estandarte fue tejido por vez primera» (Still, 1998, 83).

Al contrario de lo que se evoca a menudo, no se trata de la revelación repentina de la osteopatía, sino más bien de la sencilla certeza de estar sobre una pista, aquella que, precisamente, conducirá hasta la osteopatía. Además, en aquella época, Still no tiene nombre para el sistema que está desarrollando. Según Carol Trowbridge, dicho nombre no parece haber sido escogido hasta los años 1880:

«En 1885, un profesor de la Universidad de Baker, el Dr. Sweet, vino a Kirksville para hacerse tratar por Still. Still, orientado en aquel entonces hacia una combinación de la palabra griega osteon, que significa hueso; y pathein, que significa sufrimiento, pidió la opinión de Sweet sobre el nombre escogido recientemente. Inmediatamente después de haber vuelto a Baldwin City, Sweet escribió: “Es el mejor nombre que puede darle. Abarca la materia mucho mejor que las palabras alopatía, homeopatía y eclecticismo”» (Trowbridge, 1999, 191).

Leer más: El 22 de Junio de 1874, y después...

Abordaje Tisular de la Osteopatía


Portada

 

 

Un modelo de cuerpo consciente

Edición : Dilema Editorial, 2017  
ISBN: 9788498273892
Pagina web: editorialdilema.com

 

¡Por fin, llega!

Sí, aquí está ya la traducción al español del libro 1 de Pierre Tricot y que con tanta diligencia y respeto nos ha publicado la editorial Dilema de Madrid.

Hemos tardado, cierto es. Pero ha sido un trabajo similar al que, en el mito, Sísifo se ve obligado a hacer: empujar una y otra vez un peñasco hasta lo más alto de una montaña. Nosotros también hemos empujado la traducción hasta hacerla llegar dónde la vais a encontrar vosotros. Eso nos ha permitido -con el esfuerzo- entrever cosas que antes no éramos capaces de concretar. Igual que Sísifo, que cada vez que alcanzaba la cima de su montaña, era capaz de comprender cosas que, mientras se afanaba en empujar su piedra, no le era posible advertir.

Leer más: Abordaje Tisular de la Osteopatía

Viola Frymann (1921-2016)


v_frymann2

pdf_buttonCon 95 años, Viola Frymann acaba de dejarnos. Ha sido un personaje notable de la osteopatía, principalmente para nosotros los franceses, a quienes ha acompañado en los primeros pasos en esa vía. En mi camino personal, ha sido un personaje especialmente notable y no he podido resistir las ganas tanto como la necesidad de dedicarle estas pocas líneas.

He tenido la suerte de coincidir con Viola Frymann, nada más empezar mi iniciación en la osteopatía. Estábamos en 1972, terminando el primer curso de estudios en la AERTK, que entonces dirigían Francis Peyralade y René Quéguiner.

Leer más: Viola Frymann

22 junio 1874, hace 140 años


Still-12El año pasado, por estas fechas Pierre Tricot colgó en su página Web este pequeño texto. Mi amigo Miguel Hernández lo encontró lo suficientemente interesante como para traducirlo y compartirlo con vosotros. En aquel momento, inmerso como estaba en mis ocupaciones, no le presté la atención que se merecía. Hoy, me gustaría saldar esta deuda que tenía pendiente. Espero que os guste tanto como a mí.

pdf_button22 de junio de 1874. Hace 140 años, Still nos dice haber tomado consciencia de que estaba desarrollando un sistema, el cual, sería de una gran ayuda para muchas personas: «Mi ciencia, o mi descubrimiento, nació en Kansas resultado de múltiples ensayos, realizados en la frontera, al tiempo que combatía las ideas pro-esclavistas, las serpientes y los tejones. También después, a lo largo de la guerra de Secesión, y hasta el 22 de Junio de 1874. Como el resplandor del sol, una verdad hizo mella en mi mente: mediante el estudio, la investigación y la observación, gradualmente me fui acercando a una ciencia que sería de un gran beneficio para el mundo.» (Still, 1998 Autobiographie, 44).

Para ese aniversario, he pensado proponer la traducción de un breve texto escrito por Still en el Journal of Osteopathy de octubre del 1899.1

Leer más: 22 junio 1874, hace 140 años

pdf_buttonUna filiación verdadera


La osteopatía craneal de Sutherland, heredera directa de la obra de Still[1].
Pierre Tricot DO.
Traducido por Miguel Hernández Callejo y Juan Bañuls Puig

¿Una obra inacabada?

En sus escritos, Still habla poco de la cabeza. O al menos deberíamos decir, para ser más precisos, que no aborda específicamente el cráneo como lo hace con las demás regiones anatómicas del cuerpo. Está claro que  reconoce su importancia, menciona los órganos que éste contiene y la manera en la cual se articula con la columna cervical, las regiones de las cuales depende para su abastecimiento sanguíneo y nervioso, etc. Sin embargo, él no aborda el cráneo en sí mismo. ¿Significa esto que no se interesaba en ello o que no valoraba su importancia. Todo lo contrario. Pienso, más bien, que esta omisión obedece a algo empezado pero no acabado: «Durante la última ocasión que tuvo (A.T.Still) de hablar conmigo, de pie delante mío, apoyado contra la pared de la entrada del viejo dispensario de la escuela que había fundado, […] y recapitulando una última vez toda nuestra conversación, como si me advirtiera que era el final, dijo que la investigación concerniente a la circulación de la cabeza hacia la médula espinal y el retorno hacia la cabeza, habían retenido todo su interés constantemente y que era la investigación a la cual le habría gustado dedicar las energías de su vida, pero que aquello que él había llamado osteopatía se tenía que anteponer.» (Sorrel, 2000, 50). Estas palabras de Charlotte Weaver[2], osteópata contemporánea de Sutherland, que también estudió el cráneo en particular, parecen dar testimonio de que, igualmente, A.T. Still se interesaba en ello, pero que no había podido avanzar en este asunto por falta de tiempo y quizás de energía.

Leer más: Una filiación verdadera

pdf_button Una mirada al tratamiento de los bebés


Pierre Tricot DO.
Traducción Miguel Hernández Callejo y Juan Bañuls Puig

« Podríamos decir que la ciencia la cual, durante un tiempo, se había creído superior a la naturaleza,  descubre a ésta más inteligente de lo que habría supuesto. Pero de ahí a confiar en ella… No se le concede más que milímetro a milímetro, después de haber verificado ampliamente que se le podía restituir este territorio. » (Massin, 1997, 11).

En 1971 comencé mi formación en osteopatía, una época pionera en Francia. Tuve la suerte de codearme de inmediato con grandes osteópatas, especialmente Thomas Schooley y sobretodo Viola Frymann[1]. La manera en la cual ella explicaba la osteopatía (siempre sencilla, directa, evidente) y con la cual  trataba a los bebés me llamó la atención de inmediato y me hizo comprender que ahí había una vía especialmente pertinente para tratar muchas de las dificultades manifestadas por los recién nacidos. Pero la puesta en práctica fue para mí (y yo creo que para muchos osteópatas de mi generación y también, entre los más recientes…) origen de muchas dificultades e interrogaciones.

Leer más: Una mirada al tratamiento de los bebés

Metáfora


Seguramente no les habrá pasado desapercibido el hecho que los osteópatas utilicen a menudo la metáfora para intentar compartir sus experiencias. La definición estricta de metáfora concierne a una palabra, pero se puede extender fácilmente a la mera idea de comparación, de expresión a través de imágenes destinada a dar a entender una vivencia. Still, Sutherland y muchos más osteópatas y docentes recurren a este proceso para intentar dar a entender lo que viven con sus pacientes. Ello solicita la activación del cerebro derecho. La metáfora presenta, en comparación a la descripción puramente verbal (cerebro izquierdo), varias ventajas que permiten sobrepasar los límites del lenguaje escrito o hablado, cuando se trata de evocar situaciones de la vida, por naturaleza compleja. Nuestro lenguaje, en efecto, está concebido de tal modo que solo permite expresar una sola idea a la vez, mientras que una vivencia está hecha de mil y una cosas simultáneas. Así pues, no permite o no muy fácilmente expresar lo complejo, aunque éste sea característico de toda relación humana, terapéutica o no. La metáfora recurre a la imagen mientras que el lenguaje recurre al verbo. Ahora bien, parece que nuestro modo natural de pensamiento (por lo menos cuando activamos prioritariamente el cerebro derecho), sea justamente la representación a través de imágenes.

Leer más: Metáfora

pdf_buttonRalentizar 1


Pierre Tricot DO.
Traducción Miguel Hernández y Juan Bañuls

El objetivo es «volver a conceder el tiempo » a las consciencias para integrar las informaciones que no han podido integrar puesto que éstas han sido transmitidas en un tiempo demasiado breve (para nosotros, es lo que caracteriza al traumatismo).

He tenido la idea de utilizar este proceso cuando me encuentro en el sistema corporal del paciente con una zona de retención que percibo como tan densa que ésta no se deja penetrar. Ante todo, yo utilizo las ayudas ya mencionadas para este tipo de dificultad :

Leer más: Ralentizar

pdf_buttonHígado y mecaniso cráneo-sacro


¿Y porqué el hígado?

Craneo-PelvisEn los seminarios del abordaje tisular presentamos la técnica hepática como un punto clave del modus operandi. Esta técnica está indicada cuando la compresión occipital, derivada de la compresión del cuarto ventrículo del abordaje craneal clásico e indicada por la percepción de un sistema “cerrojado”, denso e impenetrable, no produce los resultados esperados, es decir, la relajación y la liberación del sistema cráneo-sacro.

La evolución que me ha conducido a esta manera de proceder ha sido empírica : después de no pocos tanteos y ensayos, es la manera de practicar la que, con mayor constancia, ha dado el resultado perseguido : liberar el sistema para volverlo a poner en comunicación con él mismo y con su entorno (fase 1).

En 1998, Claire Aymeric, una participante en los cursos del abordaje tisular, intrigada por este proceder y llamándole la atención la falta de respuestas anatomo-fisiológicas que permitan explicar el porqué esto funciona así, decidió hacer de ello su tema de tesina de fin de estudios osteopáticos : ¿ El hígado influye en el eje cráneo-sacro ?

El presente artículo, elaborado por Florence Gruszczynski, interesada ella también por esta cuestión, retoma los puntos claves de dicha tesina.

 

Leer más: Hígado y mecaniso cráneo-sacro

pdf_buttonDe la presencia1


Pierre Tricot DO.
Traducción Miguel Hernández Callejo y Juan Bañuls Puig

Para mí hoy en día la presencia sigue siendo un concepto lleno de misterio. Desde luego, comprendo mejor algunas « cosas », claro, he comprendido su importancia y consigo utilizarla con cierto criterio, pero aún sintiéndola como un « ingrediente » esencial en la relación que se establece con el paciente (de manera más general, en cualquier relación digna de este nombre), ésta todavía conserva hoy en día muchos parámetros incomprensibles (para mí, en todo caso).

Una de mis reflexiones en relación a ella me lleva (una vez más y como siempre) hacia la consciencia. Hoy día, no puedo disociar presencia y consciencia. Esto, es en el plano ‘teórico’. En relación al plano práctico (el establecimiento de la misma), experimento como esenciales los dos parámetros sobre los cuales insistimos tanto en los cursos de formación : el enraizamiento y el soltar lastre.

Leer más: De-la-presencia

pdf_buttonVuelta al cono


Escrito por Pierre Tricot[1]
Traducción Miguel Hernández Callejo y Juan Bañuls Puig

Probablemente, recordaréis, aunque sea vagamente, el modelo del cono que presento sistemáticamente al principio de los cursos de nivel 1 y que está detallado en el libro 1 de abordaje tisular (pp. 34-41). Aplicado al saber, en cuanto a cuerpo de conocimientos, dicho modelo se propone ilustrar los dos procedimientos utilizados habitualmente para intentar conocer un tema : el procedimiento deductivo, el cual consiste en bajar en el cono, y el procedimiento inductivo, el cual consiste en subir.

Por regla general, el procedimiento inductivo desemboca en la formulación de una hipótesis que trata de explicar aquello que observo y que puedo experimentar (por tanto, lo concreto), en el nivel que yo ocupo actualmente en el cono. La hipótesis modeliza[2] algo que yo no experimento directamente, pero que concibo como causa de lo que yo observo o experimento. Ésta me permite remontar en el cono, y después, utilizando el procedimiento deductivo, verificar o invalidar su adecuación.

Leer más: Vuelta al cono

pdf_buttonTensegridad


Pierre Tricot DO[1]
Traducido por Miguel Hernández Callejo y Juan Bañuls Puig

El término tensegridad ha sido forjado por Richard Buckminster Fuller[2], un arquitecto y diseñador norteamericano. En un principio, se trata de una idea, o más bien de un sueño, el cual Buckminster Fuller transformará en concepto : el de una organización arquitectónica que asocia « unos islotes de compresión en un océano de tensiones ». Al contraer las dos palabras « tensil » e « integridad », las cuales dan cuenta de una tensión integral e integrada, llama a dicho concepto « tensegrity », « tenségrité » en francés y  « tensegridad » en español.

En los años 1950, el escultor americano Kenneth Snelson concretará este concepto dando forma a unas esculturas arácnidas, en las cuales los tubos comprimidos parecen flotar en el aire dentro de una crisálida de cables, poniendo en tela de juicio de esta manera, nuestra extensa cultura en el campo de la construcción.

Las estructuras establecidas en tensegridad están realizadas uniendo unas barras mediante cables, sin que las barras estén directamente relacionadas entre ellas. De esta manera se realiza un sistema rígido y deformable, estabilizado, no por la resistencia de cada uno de sus constituyentes, sino por el reparto y el equilibrio de las fuerzas de coacción mecánicas en la totalidad de la estructura. Las principales ventajas de dicho sistema son su ligereza, su mínimo consumo de materia prima y sobretodo, su ductilidad y su flexibilidad, asociadas a una gran solidez.

tensegridadImagen : Simplex de 3 barras. Bajo este ángulo, aparecen claramente los 2 triángulos situados en 2 planos paralelos y los cuales forman entre ellos un ángulo de 30º, condición para la estabilidad del sistema, la longitud de las barras no importa (tesina de J.F Mégret, p.14).

Leer más: Tensegridad