Traducir y leer a A.T. Still hoy en día


Pierre Tricot D. O.1
Traducido por Miguel Hernández Callejo y Juan Bañuls Puig

Los escritos de Still tienen más de cien años. Marcados por su época, están “pasados de moda”. En cien años, los conocimientos básicos sobre el ser humano y la medicina han evolucionado a una velocidad vertiginosa, nuestras consciencias también. En consecuencia, uno puede preguntarse legítimamente si traducir y leer a Still hoy en día, puede ser necesario o incluso presentar algún interés. Para sustentar la importancia de estas lecturas, varios puntos merecen ser desarrollados.

Identificar la personalidad

Al codearse estrechamente con una personalidad es como se consigue distinguir algunas de sus mil y una facetas. Un personaje ya desaparecido no puede ser conocido más que por los escritos que ha dejado y los testimonios de aquellos que se relacionaron con él.

– El inconveniente de los testimonios es que estos nos imponen el punto de vista de los intermediarios. Tan solo la lectura de sus escritos nos pone en contacto directo con un ser y su complejidad. Esta se convierte en un medio privilegiado para forjarnos una opinión personal sobre el hombre y su obra, sin intermediarios.

– Por otro lado, según nuestro estado presente, nuestra madurez osteopática y humana, nuestro desarrollo personal, somos sensibles a uno u otro aspecto presentado por el autor. La resonancia cambia con nuestro estado como ser, de ahí el interés de leer a Still, pero también releerlo a medida que vayamos evolucionando. Como lo hace remarcar Francis Peyralade a propósito deL’Autobiographie en una entrevista presentada en ApoStill no 3 del mes de febrero de 19992 «El libro de Still es un poco como El Principito de Saint-Exupéry. Podemos leerlo en la infancia, podemos leerlo cuando se comienza en la profesión y todavía podemos leerlo hacia el final de nuestra actividad profesional. Volveremos a encontrar siempre y todavía, cosas fundamentales.»

Las múltiples facetas de la personalidad de Still no son todas perceptibles ni comprensibles a primera vista. Es necesario retomarlas a menudo. De este modo, lectura y relectura son los únicos medios de alcanzar verdaderamente lo esencial de Still que con frecuencia se expresa «entre línea» más que a través del discurso directo.

La unión a la fuente

Traducción y lectura de Still permiten la unión a nuestra fuente, lo que por muchos motivos nos parece, hoy día, esencial.

– Fundador de la osteopatía, Still representa nuestro origen común. Su filosofía es nuestro verdadero único punto en común, sobre el cual todos los osteópatas, a pesar de sus diferentes formaciones y personalidades, pueden encontrar puntos de concordancia intangibles.

– Still nos proporciona un fulcro, un punto de apoyo. Nada en el universo se erige sin un punto de apoyo. La estabilidad del edificio depende de la de sus cimientos. La filosofía de Still puede y debe constituir ese punto de apoyo inquebrantable, sobre el cual apoyarnos para edificar nuestra profesión y alcanzar su reconocimiento.

– La transmisión del saber ha constituido siempre para Still una preocupación capital. Ahora bien, con cada transmisión se altera un concepto, tanto por el que lo transmite como por el que lo recibe. Al multiplicar los intermediarios se multiplican las alteraciones y la osteopatía francesa sufre este fenómeno cruelmente. La referencia a la fuente de un saber o de un concepto reduce considerablemente este escollo, puesto que ésta no induce más que una alteración por parte de cada persona que se refiere a la misma. Aquí, la traducción puede constituir una alteración suplementaria que hemos intentado minimizar lo más posible.

La naturaleza del hombre no ha cambiado

Por otra parte, la filosofía de Still es profundamente naturalista. Ésta respeta profundamente al hombre y la vida. En cien años, lo esencial del hombre viviente no ha cambiado. Sólo las interpretaciones o las explicaciones que damos al respecto han cambiado, a la luz de los descubrimientos de la ciencia y de la medicina, de modo que el abordaje osteopático permanece hoy en día tan verídico y aplicable como hace cien años. ¿Y dónde encontrarla más en conformidad con Still que en sus mismos escritos?

El corazón y la razón

Por último, si Still es hombre de razón, también es hombre de corazón y es a nuestro corazón al que él se dirige. Esto no ha envejecido tampoco. Nuestra época al dar preferencia a lo científico, lo «racional», con frecuencia olvida al corazón, motor esencial de la vida. Sin embargo, es a la vida y lo viviente a lo que nos dirigimos. Esto es lo que caracteriza a la forma de proceder del osteópata, diferenciándola radicalmente de la visión médica clásica.

Por todas estas razones y posiblemente muchas más, la lectura de Still presenta hoy en día el mismo interés que hace cien años, quizás incluso más, debido a que nuestra consciencia ha evolucionado, permitiéndonos discernir hasta qué punto este hombre fue un visionario así como un gran terapeuta.

Los libros de Still

Still escribió cuatro libros, todos al final de su vida. En orden cronológico, la Autobiografía(1897), Filosofía de la osteopatía (1899), Osteopatía, filosofía y principios mecánicos(1892-1902) y finalmente Investigación y práctica (1910).

Según confiesa él mismo, Still no era un hombre de letras. Finalmente se decidirá a escribir empujado por sus amigos, su entorno y la presión de las circunstancias.

Autobiografía (1897)

En este libro, Still hace el relato de su vida, según su propio punto de vista. «Si tenemos en cuenta la necesidad apremiante de manuales de osteopatía, este proyecto podría parecer un ejercicio de puro egotismo, pero había una fuerte demanda acerca de la historia de la vida de Still y del descubrimiento de la osteopatía.» (C. Trowbridge, 1999, 245).

Este libro nos permite descubrir el contexto –tiempo y lugar– en el que vivió Still. Obviamente se aprende mucho sobre el hombre y su vida, pero como señala C. Trowbridge: «Desgraciadamente, en la Autobiografía, los detalles de la vida de Still se presentan de manera demasiado somera. Sin embargo, aunque los años pasados en Kansas –los recuerdos relativos al periodo más traumático de su vida– son particularmente imprecisos, el carácter y la educación de este hombre salen a la luz con claridad. En las numerosas páginas dedicadas a la filosofía evolucionista, sus descripciones y comparaciones alegóricas parecen extrañas y excéntricas para quien no está familiarizado con la predicación perentoria de las reuniones de campamento del siglo XIX. La influencia de esta retórica se refleja de manera muy evidente en su libro» (C. Trowbridge, 1999, 245).

La traducción al francés de este libro fue publicada por la editorial Sully en 1998, reeditado en 2001 y 2008 ISBN 978-2-35432-010-2. Reeditado, corregido y completado con numerosas anotaciones en 2017, ISBN 978-2-35432-207-6. (Ed. española: Autobiografía de Andrew Taylor Still. Trad. de Franki Rocher Muñoz. Valencia: Obrapropia, 2012).

Filosofía de la osteopatía (1899)

La Autobiografía sólo daba unos pocos indicios sobre la naturaleza profunda de la osteopatía. Finalmente Still se decide, no sin algunas precauciones de presentación, a escribir y publicar laFilosofía de la osteopatía, empujado una vez más por sus allegados, sus amigos y las circunstancias: «Desde que la osteopatía se convirtió en un hecho establecido, muchos de mis amigos se preocuparon por verme escribir un tratado sobre la ciencia. Pero no estaba nada convencido de que hubiera llegado el momento de esa presentación, y todavía hoy, me pregunto si no es un poco prematuro. La osteopatía está todavía en sus inicios, es un gran mar desconocido recién descubierto, del que hoy no conocemos más que la extensión de la orilla».

«Al ver que algunos, que apenas han rozado la superficie de la ciencia, han cogido la pluma para escribir libros sobre osteopatía, y, después de haber examinado cuidadosamente sus presentaciones, descubierto que estaban bebiendo de las fuentes de las viejas escuelas de las drogas, tirando de la ciencia hacia atrás hacia los mismos sistemas de los que me separé hace tantos años, y al percatarme de que los estudiantes «hambrientos» estaban dispuestos a tragarse este veneno mental y todo el peligro que representa, me convencí de la necesidad de escribir una literatura osteopática destinada a aquellos que desean ser informados» (A. T. Still, 2003, 31).

Este libro nos ofrece realmente el concepto filosófico tal como lo contemplaba Still. E incluso si, con la distancia de un siglo, el texto a menudo parece pasado de moda, lleno de afirmaciones e hipótesis que nuestros conocimientos actuales invalidan o relativizan, descubrimos intactas la potencia y la estabilidad de los fundamentos del arte osteopático, así como su gran originalidad, la cual –a día de hoy– es todavía igual de patente a pesar del tiempo transcurrido.

La traducción al francés de este libro fue publicada por la editorial Sully en 1999 y reeditado en 2003. ISBN 978-2-91107-464-6. (Ed. española: La Filosofía de la osteopatía. Donostia: Still & Sutherland Editores, 2013).

Filosofía y principios mecánicos de la osteopatía (1892-1902)

Still reprobó todas las tentativas de publicaciones de libros sobre osteopatía realizados por sus estudiantes. Dichas publicaciones actuaron en él como estimulantes y llevaron al Viejo Doctor a proseguir con su ambición de escribir un libro «tan grande como la Anatomía de Gray y que se llamaría Treatment by A. T. Still (Tratamiento por A. T. Still), completado con láminas de secciones anatómicas en color destinadas a mostrar las causas de la enfermedad. Su ambicioso proyecto nunca llegó a realizarse del todo, pero antes de su muerte se encargó de publicar unos libros prácticos sobre la práctica específica de la osteopatía» (C. Trowbridge, 1999, 249).

El primer intento parece haber sido La filosofía y los principios mecánicos de la osteopatía, cuyo primer copyright data de 1892, pero que no se publicó, según precisa C. Trowbridge, hasta 1902, y que después fue retirado misteriosamente de la publicación sin ninguna explicación (C. Trowbridge, 1999, 249).

Aquí, Still presenta más detalladamente su manera de considerar las distintas partes del cuerpo y de tratarlas como un «mecánico de la vida». También aborda las distintas enfermedades y fiebres, así como la forma en que las trataba. Un capítulo entero está dedicado a la obstetricia y nos permite conocer el punto de vista stilliano sobre todo lo que concierne el desarrollo del feto y el nacimiento. Por último, se dedica un capítulo entero al concepto biogénico que retoma las ideas de Spencer sobre la vida y su funcionamiento. Nos proponemos desarrollar este concepto en futuros números de ApoStill.

La traducción al francés de este libro fue publicada por la editorial Sully en 2009. ISBN: 978-2- 35432-098-0. (Ed. española: La filosofía y principios mecánicos de la osteopatía. Trad. de Daniel Enríquez de Guevara. Alcalá de Henares: Escuela de Osteopatía de Madrid - EOM, 2010. ISBN: 978-84-95896-01-8).

Osteopatía: investigación y práctica (1910)

He aquí la última obra de Still. Este libro puede considerarse, con razón, como un resumen de toda su trayectoria osteopática y como testamento legado a sus sucesores. En él recuerda todos los fundamentos que ya presentaba en los anteriores libros y desarrolla por primera vez de forma exhaustiva el concepto de blood seed (siembra sanguínea), fundamento esencial de la osteopatía. De forma mucho más detallada que en La filosofía y los principios mecánicos de la osteopatía, Still desarrolla la concepción que tiene de las diferentes partes del cuerpo y de su funcionamiento, así como el tratamiento que propone para todas las regiones del cuerpo y sus enfermedades.

En esta obra es donde encontramos el mayor número de alusiones a las técnicas que Still utilizaba. Este libro también sienta las bases de lo que será el abordaje osteopático, al que John Martin Littlejohn dedicará gran parte de su vida a perfeccionar fundándolo en una comprensión fisiológica del hombre de pie.

A principios de 1976, el equipo docente de la escuela IWGS realizó una traducción al francés, bajo la supervisión lingüística de Madeleine Veyrat. Nunca se publicó.

Se retomó la traducción y se volvió a publicar por la editorial Sully en 2001. ISBN 978-2-35432- 087-4. (Ed. española: Osteopatía. Investigación y práctica. Donostia: Still & Sutherland Editores, 2014. ISBN 978-84-941621-4-5).

Libros sobre Still

Naissance de l’ostéopathie (Andrew Taylor Still: 1828-1917)

No podemos ignorar el libro de Carol Trowbridge Naissance de l’ostéopathie (Andrew Taylor Still: 1828-1917). Directora administrativa de la de escuela de Kirskville, Carol Trowbridge se apasionó por la historia de Still y su familia, y por la génesis de la osteopatía. Rastreando a Still, siguiéndole la pista en todos los lugares donde se alojó, ella recopila una documentación excepcional y nos hace revivir la trayectoria de este investigador empedernido. Este texto nos ilumina especialmente sobre el contexto de la época y del lugar, sobre las influencias que permitieron que Still diese forma a su concepto.

La lectura de este libro es imprescindible para cualquier persona deseosa de comprender cómo nació la osteopatía y descubrir todo lo que conlleva a nivel filosófico, espiritual y científico.

La traducción al francés de este libro fue publicada por la editorial Sully en 1999. ISBN 978-2- 35432-039-3. (Ed. española: Andrew Taylor Still-1828-1917. Ed. John Wernham College of Classical Osteopyath, 2013. ISBN 978-1-909052-55-0).

A. T. Still: del hueso seco al hombre vivo

Esta biografía más reciente ha sido realizada por un osteópata galés, John Lewis, que se graduó en la British School of Osteopathy (BSO) en 1995. Dos años más tarde fue a Kirksville con el propósito de investigar los aspectos espirituales de la osteopatía. Permaneció allí durante cuatro años, sumergiéndose en el lugar, en su historia y en los fondos de los archivos de la escuela fundadora.

Estas investigaciones le llevaron a una verdadera comprensión de la osteopatía y, con ello, a percatarse de la magnitud del mensaje de Still: para recobrar la salud, para nosotros mismos y para el planeta, debemos adoptar una filosofía diferente, que contenga en su corazón lo espiritual, la «ley de la materia, del espíritu y del movimiento, enlazada con la sabiduría divina».

Ello le llevó a escribir esta biografía de A. T. Still. Requirió quince años de trabajo y repetidas idas y venidas a Kirksville. No es necesario decir que esta biografía está completa y cuidadosamente documentada y nos brinda una información esencial sobre la verdadera dimensión de la osteopatía.

La traducción al francés de este libro fue publicada en 2016 por la editorial Dry Bone Press. ISBN: 978-0-9572927-3-4. Para conseguirlo en francés, hay que ir a la página Web de la editorial: https://www.atstill.com/product-page/a-t-still-de-l-os-sec-%C3%A0-l-homme-vivant. También están disponibles las traducciones al italiano y al alemán.

La présence de Andrew Taylor Still (La presencia de Andrew Taylor Still)

Este libro es la traducción de un libro publicado en Estados Unidos en 1938 con el título The Lengthening Shadow of Dr. Andrew Taylor Still (La Prolongación de la Sombra del Dr. Andrew Taylor Still, o más bien La Sombra Luminosa, o Alumbrante de Andrew-Taylor Still). Uno de los pioneros de la osteopatía, Arthur Grant Hildreth, alumno de la primera promoción de la escuela de Kirksville, narra el desarrollo de esta nueva terapéutica, el papel que él tomó en su desarrollo, así como el acompañamiento que le brindaron A.T. Still y su familia a lo largo de toda su vida.

Es un documento de gran importancia para la osteopatía ya que aporta información sobre aspectos poco conocidos de su historia: la manera de practicar de A.T. Still, el trabajo político liderado por el autor para obtener el reconocimiento legal de la osteopatía, la audacia de las primeras generaciones de osteópatas que tenían en cuenta y se hacían cargo de patologías «pesadas», hasta llegar a fundar un hospital psiquiátrico osteopático.

Los osteópatas de hoy en día se podrán dejar sorprender de que la práctica terapéutica de estos pioneros sea tan diferente a la suya. La frecuencia de los tratamientos que se planteaban en sesiones diarias, incluso varias veces al día, sesiones muy cortas, la gravedad de las patologías tratadas, la convicción de que la osteopatía era la medicina científica del futuro. Pero también les llamará la atención las posibles analogías con lo que está en juego en lo relativo a la profesión en Europa hoy en día, en particular en lo referente a la relación entre la medicina y la osteopatía, o el lugar que ocupan las asignaturas de medicina en la formación de los osteópatas.

Al leer este largo relato de los primeros cincuenta años de la osteopatía, el lector de lengua francesa contemporáneo se encuentra frente a varias preguntas importantes que hacen que la publicación de esta traducción pueda suscitar fascinantes debates dentro de la profesión osteopática.

La traducción al francés de este libro es de Jean-Marie Gueulette y Víctor López y ha sido publicada recientemente por la editorial Sully, en 2020. ISBN: 978-2-35432-253-3.

___________________________________

1 2021-04-24 – Reimpreso de la versión de 1999 actualizada.
2 Entrevista de Francis Peyralade realizada por François Bel para la revista Apostill n° 3 de febrero 1999, pp. 10- 19.Tampoco hace tanto tiempo pues... (N.d.T).

¿Alguna novedad?

Recién publicado

VidaYObradeStill

Vida y Obra de A. T. Still,
Fundador de la osteopatía
Pierre Tricot
Laurent Gaisnon


Abordaje Tisular de la Osteopatía

Pierre Tricot