Abordaje tisular de la Osteopatía

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Fundamentos - Importancia de la circulación de los fluidos corporales

Indice del artículo
Fundamentos
Las leyes de causa - efecto
El cuerpo produce las sustancias necesarias
La interrelación entre la estructura y la función
El cuerpo una unidad funcional
Importancia de la circulación de los fluidos corporales
El cuerpo tiene el poder de superar la enfermedad
Todas las páginas

Importancia de la circulación de los fluidos corporales

« Un abastecimiento abundante y completo en sangre arterial, aportándola y entregándola a todas las partes, órganos y glándulas, a través de canales llamados arterias. Y cuando la sangre ha cumplido con su trabajo, entonces, sin demora, las venas deben devolver la totalidad al corazón y los pulmones para renovarla. »[1]

  • Mediante un sistema de vasos tubulares que disminuyen progresivamente de diámetro, la sangre arterial es vehiculada a partir de la bomba central, el corazón, hacia cada célula del cuerpo.
  • Por otra parte, un sistema de control sensitivo regula la dimensión de estos vasos de modo que siempre puedan proporcionar el volumen exacto de sangre necesaria a los tejidos en cualquier circunstancia, adaptando así el aporte a los cambios exigidos, que estos vengan del exterior o del interior. La colecta y el transporte de la sangre desoxigenada también están organizados del mismo modo por el sistema venoso.
  • El sistema circulatorio debe poder contribuir a mantener las condiciones de salud, tanto si la persona está tumbada y relajada, como si está de pie o incluso con la cabeza hacia abajo.
  • Adapta las demandas del cuerpo, tanto si está a nivel del mar como en alta montaña, a una temperatura moderada o extrema, durante una competición de atletismo o una actividad intelectual sedentaria.

Múltiples anomalías pueden alterar el funcionamiento de ese delicado sistema, conllevando serias repercusiones en el seno del cuerpo. Es el motivo por el cual el osteópata debe tener un buen conocimiento anatómico tanto del sistema vascular como del sistema nervioso – autónomo.

Debe poder razonar desde la región donde se manifiesta el hallazgo patológico hasta las áreas de control autónomo, sin olvidar ninguna de las regiones por las que transitan los líquidos o las informaciones nerviosas. 


[1] A. T. Still : Philosophie de l'ostéopathie (Filosofía de la osteopatía), p. 31



 

¿Quién está en línea?

Tenemos 5 invitados conectado(s)
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy166
mod_vvisit_counterAyer112
mod_vvisit_counterEsta semana840
mod_vvisit_counterLa semana pasada1287
mod_vvisit_counterEste mes17686
mod_vvisit_counterEl mes pasado5659
mod_vvisit_counterTotal240023

Tenemos: 3 invitados, 2 bots conectado(s)
Hoy: Dic 19, 2014