¿Filosofía o ciencia?

¿Filosofía o ciencia?

Usted valora mucho el aspecto espiritual de las cosas. Ello ¿no nos hace correr el riesgo de aislarnos del mundo científico, y de perjudicar a la osteopatía?

Sí, es posible. Pero yo no concibo la osteopatía como una ciencia. La veo como un arte. [2. conjunto de medios, procesos, reglas que interesan una actividad, una profesión ; actividad, conducta considerada como un conjunto de reglas a observar. Arte militar. Arte culinario. Hacer algo dentro de las reglas del arte. [1](c) Larousse.]

Aquí, ¿ en qué consiste el arte ? Pues, en parte por lo menos, en conciliar los aspectos materiales y los aspectos espirituales de lo viviente y del humano.

Como hombre, como filósofo y sin duda alguna, como osteópata, no puedo evitar de constatar que el ser humano vivo no se limita a algo material.

En estas condiciones, ¿ por qué limitarse a este aspecto de las manifestaciones de la vida ? A partir del momento en el cual uno se interesa en la vida  como causa  y no sólo en sus manifestaciones, la investigación escapa del ámbito científico, al menos tal como se valora hoy día. Por el contrario, incluso al admitir en la vida, un origen no material, me parece posible abordar su estudio de forma racional. Es en todo caso lo que he intentado hacer.

En cuanto al posible perjuicio a la osteopatía, la cuestión puede darse la vuelta : el enfoque considerado como científico es especialmente simplista. La corriente biomédica actual nos muestra un ejemplo poco entusiasmante. Limitando nuestro punto de vista al del enfoque científico, ¿no nos impedimos a nosotros mismos estudiar lo esencial : la vida?

Podemos plantearnos material y espiritual como los dos polos extremos de una pareja (de un par). Así pues, se puede aplicar una vez más, nuestro concepto de actualización – potencialización. Cada vez que actualizo uno de los dos polos, potencializo de otro tanto el otro. Actualizar como lo hacemos actualmente de manera excesiva el polo material (por consiguiente científico) potencializa de otro tanto el otro (el filosófico y el espiritual). Pero la vida está hecha de los dos. De este modo, ceñirse voluntariamente a uno solo de los dos es malsano. Nuestra sociedad que solo ve lo material está enferma. El abordaje tisular propone otras alternativas bastante más entusiasmantes…

Me gustaría recordar esta citación de Krishnamurti : « No es ninguna prueba de buena salud el hecho de estar bien integrado dentro de una sociedad profundamente enferma. »