Entonces, ¿uno siente lo que quiere?

Entonces, ¿uno siente lo que quiere?

Si se trata de una inducción, entonces con mi paciente ¡ puedo sentir lo que me plazca !

Esto es cierto, sólo en parte : cuando en los ejercicios prácticos o con vuestro paciente, inducís ó pedís una torsión, la obtenéis.
Pero la estructura corporal de vuestro paciente ¿ responde de igual forma de los dos lados ? Cuando hago la pregunta durante los cursos, la respuesta casi siempre es negativa.

Así pues, la estructura del paciente responde a vuestra petición, pero solo dentro de los límites de sus posibilidades teniendo en cuenta su estado, en ese momento. 

Es la comparación de las dos valoraciones la que os arrojará la información que buscáis.

Si vivís de manera consciente el inevitable fenómeno de la inducción, podéis controlarlo.
Sólo cuando no hay consciencia, es cuando prima lo aleatorio.